Espacio de Psicología y Mediación Familiar

Invertir en salud mental, una prioridad

Publicado el 25 septiembre, 2016

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Banco Mundial han lanzado un vídeo, a través del cual se pone de relieve la importancia de la salud mental, así como los beneficios económicos, sanitarios y sociales que aporta invertir en estos servicios.

“- En el mundo, sólo 1 de cada 5 personas que necesita tratamiento para la depresión y ansiedad lo está recibiendo.

– Los países de bajos ingresos destinan menos del 1% de sus presupuestos sanitarios a salud mental, mientras que los de ingreso alto invierten alrededor del 5%.

– El elevado coste de la pérdida de productividad en el lugar de trabajo debido a la depresión y la ansiedad se cifra en más de un billón de dólares anuales.

– Se espera que casi la mitad de los pobres del mundo viva en un país afectado por la guerra y la violencia a finales de 2030. Los refugiados y las personas que viven bajo tales condiciones de estrés tienen un mayor riesgo de sufrir trastornos mentales.

– Sabemos también que un evento traumático de este tipo puede tener un gran impacto en el desarrollo cerebral de niños y adolescentes, y efectos duraderos en su salud hasta la edad adulta.”

Tal y como indica, este panorama se vislumbra aún más complejo ante la falta de medidas: “es probable que el impacto de la salud mental de las personas llegue a niveles que nunca hemos visto antes”.

Para justificar la trascendencia de invertir en salud mental, y a razón del estudio anteriormente mencionado, detalla la estimación de la rentabilidad económica que ello supondría: “Cada dólar invertido en la ampliación del tratamiento de la depresión y la ansiedad, produce un rendimiento de 4 dólares en mejora de la salud y capacidad del trabajo”.

En línea con el lema de la campaña, el vídeo finaliza con la siguiente demanda: “Saquemos a la luz este problema. Es tiempo de que la salud mental sea una prioridad”. La solución, señala, pasa por ampliar el trabajo que ya se está realizando y fortalecer la voluntad política y la capacidad de liderazgo, incorporando la salud mental en los sistemas sanitarios e incrementando las inversiones de los Gobiernos nacionales y de los asociados internacionales en las tareas de desarrollo.

Fuente: Infocop

Trastornos de ansiedad y tratamientos eficaces

Publicado el 17 diciembre, 2015

En alguna ocasión nos hemos sentido ansiosos. Hay determinadas situaciones, tales como la presión laboral, social o familiar, asistir a un evento o las demandas autoimpuestas para intentar cumplir nuestros objetivos,  que pueden resultar estresantes, y nos pueden poner nerviosos en mayor o menor medida. Experimentar esta forma leve de ansiedad puede ayudar a una persona a estar más alerta y prepararse para hacer frente a un desafío o a una situación amenazante. Sin embargo, cuando el miedo experimentado es extremo y persiste la preocupación ante la situación que lo suscita, podríamos estar ante un trastorno de ansiedad.

Así lo señala la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA) en un artículo publicado en su página Web, a través del cual aborda el tema de los trastornos de ansiedad y los tratamientos más eficaces basados en la evidencia.

La APA puntualiza que la aparición de determinados síntomas, tales como miedo extremo, sensación de ahogo, taquicardias, insomnio, náuseas, temblores y mareos, es común en todos estos trastornos de ansiedad.

Captura de pantalla 2015-12-17 a las 15.49.41

Leer mas

Se acabó, no habrá retorno

Publicado el 11 octubre, 2015

“Se acabó, no habrá retorno”, fue la frase con la que se presentó Lucía en el despacho de Espacio de Psicología y Mediación Familiar. Continuó lamentándose del tiempo que había consentido una situación que calificaba como insoportable. La humillación, la ofensa, el desprecio sin ninguna consideración y la gran frialdad con la que Alfonso empezó a tratar a Lucía desfiguró la imagen idealizada que había construido durante  varios meses. La primera vez, Lucía ante el insulto le respondío: “sé que en el fondo no piensas eso. Tú no eres así, eres bueno conmigo, sensible y cariñoso. Tienes algún problema que no quieres contarme”. Lucía recordó esa misma tarde que varias semanas antes habían fantaseado con la idea de casarse y formar una familia. Pensó que quizá Alfonso, se sintió presionado ante la posibilidad de dejar de ser libre y esto le impulsó a reaccionar hostilmente contra Lucía. Cada vez eran más frecuentes los agravios y sarcasmos en forma amenazadora y grosera. Lucía siempre buscaba una justificación que le ayudaba a perdonar el comportamiento de Alfonso.

Lucía es una persona con grandes dotes de escucha y comprensión, su trabajo como enfermera lo requiere. En su hospital se ha convertido en la persona de confianza, pacientes y compañeros la buscan para compartir con ella sus preocupaciones y dificultades. Esta gratitud que le ofrecían las personas fuera de casa era la recompensa que equilibraba al principio la desagradable situación que vivía en su propia casa. Con el tiempo esto cambió, y despertó en ella una alarma que le hacía cuestionar el inadecuado comportamiento de Alfonso. Contribuyó a ello una prueba de realidad, cuando una tarde Lucía habló con su hermano y este le dijo que había visto a Alfonso comiendo con una amiga. Lucía intentó recordar ese día y se dió cuenta de que algo no cuadraba en su agenda.  La alarma empezó a sonar más fuerte y de forma descontrolada, fue en ese momento cuando Lucía pidió ayuda. Y de esta manera llamó a la puerta del despacho, sin previo aviso telefónico, en su huida hacia un lugar que le proporcionara un espacio para sus pensamientos invasivos, lo encontró  mientras transitaba como el enfermo que busca la sala de urgencias, con gran desesperación, de la misma manera que los pacientes la buscaban a ella.

image

Leer mas

Mediación, una respuesta de calidad a los conflictos

Publicado el 4 octubre, 2015

En los últimos años se está produciendo un creciente interés por la mediación. La Fundación Atyme trabaja desde hace 25 años en la intervención de programas de mediación familiar, enmarcados en el Modelo de Competencia (Bernal, 1990), y continúa ampliando a otros ámbitos en conflicto como los surgidos en la sucesión de una empresa, en una herencia o en el contexto sanitario, entre otros.

El programa de ruptura de pareja como primera experiencia extrajudicial de mediación en nuestro país, ofrece excelentes resultados que evidencian que el Modelo de Competencia funciona en la solución de los conflictos familiares, permitiendo que los hijos cuyos padres se separan puedan continuar la relación con ambos progenitores. La satisfacción de las personas que han pasado por estos programas, la eficacia y su utilidad han impulsado la aplicación del modelo a los conflictos intergeneracionales, entre hijos adultos y padres mayores.

image

Leer mas

LA CALIDAD DE VIDA DE LOS MAYORES

Publicado el 1 octubre, 2015

Los psicólogos desempeñamos un papel importante en la promoción de la vitalidad y la calidad de vida de los adultos mayores. Para prolongar la vitalidad es conveniente mantenerse físicamente, cognitiva y socialmente activos a lo largo de toda la vida. La actividad física y seguir teniendo retos se asocia con una serie de beneficios físicos y psicológicos, incluida una mejor salud funcional, mayor estado de alerta cognitiva y mayor satisfacción con la vida y el bienestar psicológico.

Con el paso de los años el envejecimiento provoca diversos cambios a nivel de la disposición corporal de las personas. Entre ellos los más estudiados son la obesidad, la pérdida de masa muscular y la osteoporosis. Un estilo de vida activo previene enfermedades y promueve beneficios para la salud. El deterioro funcional propio del envejecimiento se agrava con la inactividad física. La mejora de los niveles de condición física, colaboran en el mantenimiento de la calidad de vida y el grado de independencia en el grupo de mayores.

Captura de pantalla 2015-10-01 a las 9.53.57 Leer mas

ESPACIO DE TRABAJO SIN CONFLICTOS

Publicado el 1 abril, 2015

Nuestro lugar de trabajo ideal sería un espacio sin conflictos. Para la mayoría, lo habitual es que el conflicto produzca sentimientos negativos como incomodidad, irritabilidad, enfado, impotencia, ansiedad, etc. Y puede provocar enfrentamientos, situaciones de disconformidad y tensión. Para gestionar un conflicto es necesario poner en practica una serie de habilidades de negociación, empatía, respeto, escucha y toma de decisiones, entre otras. La clave está en aprender las técnicas de Mediación para prevenir y resolver los problemas en el lugar de trabajo.

Las expectativas que nos llevan a pensar en un trabajo perfecto donde desarrollar al máximo las capacidades profesionales y mantener la armonía, no siempre se cumplen. En toda organización que reúne a un grupo de personas, pueden surgir problemas, consecuencia de las relaciones interpersonales. Cuando un equipo de trabajo entra en conflicto, el 80% de la energía total se dedica a las relaciones interpersonales, en detrimento del rendimiento en la ejecución de las tareas.

IMG_3223 - Versión 2

Leer mas

LA ADAPTACIÓN AL DIVORCIO

Publicado el 24 marzo, 2015

La definición de divorcio como un recurso legítimo para las familias que buscan un nuevo sistema de estabilidad familiar contribuye a la positivización del término. El divorcio puede ser experimentado como un período de cambio constructivo más que un trauma que perdura en el tiempo. De manera que, en armonía con los cambios en la forma de familia está la aceptación del divorcio como solución a un matrimonio con alto grado de insatisfacción.

A la decisión de divorciarse le precede un período de inestabilidad emocional, acompañado de pensamientos de ruptura. Antes de dar el paso hacia la ruptura definitiva, el cónyuge que plantea  el divorcio hace un balance del coste que supone continuar viviendo un matrimonio insatisfactorio y el coste de terminarlo. Este período previo a la decisión implica una etapa de intentos de reconciliación. En esta trayectoria la mayoría de las parejas que solicitan nuestra ayuda profesional en “Espacio de Psicología y Mediación Familiar” toman la determinación de quemar las naves, no quieren equivocarse al dar ese paso, el que consideran el más importante de sus vidas.

image

Leer mas

LA ADICCIÓN ES UN TRASTORNO BIOLÓGICO, PSICOLÓGICO Y SOCIAL

Publicado el 20 febrero, 2015

“Resulta falso, y peligroso, considerar que la adicción es resultado de factores genéticos o bioquímicos”. Así lo advierte un artículo de revisión, publicado recientemente en la revista The Lancet Psychiatry este año 2015, y que lleva por título: El modelo de enfermedad cerebral de la adicción: ¿está apoyado por la evidencia y ha cumplido sus promesas.

Los autores del artículo, dirigidos por el profesor W. Hall de la Universidad de Queensland (Australia), pretenden llamar la atención de la comunidad científica, de los medios de comunicación y del público en general, del peligro que supone el protagonismo “exagerado” que se otorga a las causas biológicas al explicar el abuso de drogas y los problemas de adicción, ofreciendo un análisis crítico de las verdaderas evidencias existentes para defender este punto de vista.

Específicamente, los autores señalan que:

A pesar del considerable valor científico de la investigación sobre la búsqueda de variables neurobiológicas y genéticas en las adicciones, esta línea de estudios no justifica la reducción de la explicación de las adicciones a un modelo de enfermedad cerebral. Esta conceptualización no representa el consenso de los especialistas en la investigación sobre adicciones: la investigación científica en el campo social, económico y epidemiológico pone de manifiesto que la adicción es un problema multicomponente, y, por lo tanto, los factores neurobiológicos no deben ocupar un lugar tan predominante en las políticas de prevención y de intervención en consumo de drogas y adicción.

El modelo biológico de las adicciones no ha ayudado al desarrollo de tratamientos eficaces para la adicción y su impacto ha sido modesto en las políticas de salud pública dirigidas al grueso de la población. El modelo de enfermedad cerebral se ha materializado en una “exceso de inversión” en el desarrollo de tratamientos biológicos dirigidos a “curar” la adicción, y que tienen un efecto mínimo en los problemas de drogadicción desde el punto de vista de la salud pública. Esta postura ha obstaculizado el acceso de la población a otros tratamientos psicosociales y farmacológicos que han demostrado su eficacia en este campo. Según señalan los autores del texto: “mejorar el acceso a tratamientos eficaces para las adicciones es un objetivo digno que respaldamos, pero este objetivo no debe realizarse a expensas de la aplicación de políticas dirigidas a la población general, y que están basadas en tratamientos que han demostrado ser coste-eficaces, efectivos y fáciles de aplicar para disminuir el impacto del consumo excesivo de tabaco o alcohol”. Y enfatizan: “La búsqueda de una cura basada en la aplicación de altas tecnologías no debería distraernos de la labor de aumentar el acceso a tratamientos psicosociales y farmacológicos”.

La adicción es un “trastorno biológico, psicológico y social complejo que debe ser abordado desde diferentes aproximaciones clínicas y de salud pública”. La investigación derivada del campo de la Neurociencia ha proporcionado evidencia que avala el importante papel que juegan otros factores, como la toma de decisiones, la motivación y el control de conducta en los problemas de adicción. Según se especifica en el texto: “estos estudios han puesto en evidencia que el consumo crónico de drogas puede deteriorar los procesos cognitivos y motivacionales implicados en el control de conducta, lo que podría explicar, parcialmente, por qué algunas personas son más susceptibles que otras a desarrollar una adicción”. Según se establece en el artículo el verdadero desafío de todos los investigadores en este campo de estudio, incluidos los neurobiólogos es “integrar los nuevos hallazgos científicos que van surgiendo de la investigación en Neurociencia con los de la Economía, la Epidemiología, la Sociología, la Psicología y la Política para disminuir los daños causados por el consumo de drogas y de cualquier tipo de adicción”.

Fuente: INFOCOP

Hall, W., Carter, A., Forlini, C. (2015). The brain disease model of addiction; is it supported by the evidence and has it delivered on its promises. Lancet Psychiatry, 2, 105-110

Una mediación puede reducir hasta en un 90% el precio que tiene un juicio medio

Publicado el 15 febrero, 2015

La mediación constituye una vía efectiva para liberar a los tribunales de casi medio millón de litigios al año y descongestionar la saturación de casos en España, como ponen de manifiesto los datos del Consejo General del Poder Judicial referidos al año 2013, cuando en España se ingresaron más de 1,6 millones de causas civiles o mercantiles.

Estos instrumentos de resolución, habituales desde hace años en otros países tanto de Europa como del resto del mundo, se han confirmado como alternativas eficientes que, además, reducen considerablemente el tiempo y costes que implica una confrontación ante la Justicia y pueden conseguir soluciones más satisfactorias para las partes.

Los datos del último informe de la Comisión Europea para la Eficiencia de la Justicia, recogen que la Justicia española tarda una media de un año y dos meses en solucionar, en primera instancia, los asuntos que llegan a los tribunales civiles, mercantiles y administrativos. Frente a ello, el plazo medio en que se resuelven los conflictos a través de la Mediación es de entre tres y cinco semanas, y su efectividad alcanza el 70%.

En referencia a los costes económicos soportados por las partes en conflicto, una mediación puede reducir hasta en un 90% el precio que tiene un juicio medio. Teniendo en cuenta las tasas judiciales y los honorarios de abogados y procuradores, la UE establece el coste medio de un juicio civil en 4.007 euros para cada una de las partes, frente a los 320 euros que le costaría a cada parte resolver sus conflictos a través de la Mediación.

Fuente: Infocop

LAS ETAPAS DEL DIVORCIO

Publicado el 21 diciembre, 2014

La reunión con el grupo de terapia comenzó con una breve introducción teórica de las etapas por las que pasa una persona cuando se divorcia. Durante mi exposición sobre el tema, el debate entre los participantes se disparó y mi actuación continúo dinamizando el grupo y recogiendo las conclusiones finales. Esta vez, Jesús, uno de los principiantes del grupo, abrió el turno de intervenciones tras reconocer las etapas por las que estaba atravesando en su divorcio. Jesús se separó al volver de las vacaciones de verano, desde entonces la dificultad para dormir le impide rendir y concentrarse en el trabajo. Ha perdido la motivación por emprender nuevos retos y ha decidido alejarse de todo lo que le recuerda a su pareja, incluso las actividades que le divertían. Lo que le impulsó a formar parte del grupo de terapia, como a la mayoría de participantes, fue buscar el remedio contra la sensación de soledad. Después de tres meses sufriendo las consecuencias del insomnio decidió consultar con el médico, y comenzó las sesiones en el grupo de terapia.

Tras una ruptura las personas manifiestan diferentes formas y ritmos de afrontamiento, esto hace que la duración de los efectos de la ruptura varíe en cada caso. Para algunos, el período de crisis dura cerca de tres meses, para otros un año y para otros tres años. En un término de tres años, la mayor parte de las personas separadas supera el período de crisis aguda y se adapta al nuevo estilo de vida. Sin embargo, hay personas que permanecen durante años en la fase aguda de la crisis, en una situación capaz de desencadenar fuertes emociones y síntomas psicosomáticos pese al tiempo transcurrido.

Las etapas por las que una pareja pasa desde el momento que plantea la separación hasta completar su ruptura se pueden dividir en seis: emocional, legal, económico, coparental, social y psíquico. Las diferentes fases no son temporalmente paralelas, aunque en algunos momentos se sobreponen. De tal manera que, la ruptura emocional suele iniciarse mucho antes de llegar la separación física, y puede prolongarse una vez finalizado el proceso legal. El divorcio legal va asociado al económico, mientras que el social y el psicológico suelen ser los últimos en resolverse.

puzle

Leer mas

Posts Viejos