Mediación, una respuesta de calidad a los conflictos

Publicado el 4 octubre, 2015

En los últimos años se está produciendo un creciente interés por la mediación. La Fundación Atyme trabaja desde hace 25 años en la intervención de programas de mediación familiar, enmarcados en el Modelo de Competencia (Bernal, 1990), y continúa ampliando a otros ámbitos en conflicto como los surgidos en la sucesión de una empresa, en una herencia o en el contexto sanitario, entre otros.

El programa de ruptura de pareja como primera experiencia extrajudicial de mediación en nuestro país, ofrece excelentes resultados que evidencian que el Modelo de Competencia funciona en la solución de los conflictos familiares, permitiendo que los hijos cuyos padres se separan puedan continuar la relación con ambos progenitores. La satisfacción de las personas que han pasado por estos programas, la eficacia y su utilidad han impulsado la aplicación del modelo a los conflictos intergeneracionales, entre hijos adultos y padres mayores.

image

Las primeras propuestas de formación en mediación, comenzaron en 1995 en el centro de Resolución de conflictos Ápside en colaboración con Atyme, con Trinidad Bernal, directora de los programas y excelente maestra de mediadores, acompañada de un gran equipo de enorme valía. La calidad de la formación teórica que ofrece Apside está complementada con la experiencia práctica dirigida por el equipo de expertos mediadores de la Fundación Atyme.

La formación está orientada a profesionales interesados en promover un nuevo paradigma para abordar los conflictos y prevenir los problemas que surgen en los procesos de cambio. La mediación incorpora la actitud mediadora a la profesión de origen. En el transcurso de este aprendizaje es fundamental la transformación de los profesionales hasta adoptar la filosofía mediadora, que comienza modificando los estereotipos negativos de la vivencia del conflicto y la revisión de las ideas preconcebidas sobre la vejez, enfermedad, incapacidad, ruptura, familia,… Se practica la capacidad de escucha para atender las necesidades de cada persona. Se adquiere la fórmula que lleva a aceptar las decisiones tomadas en la búsqueda de la satisfacción de los intereses comunes y a respetar las diferencias, dejando de lado los consejos, las interpretaciones y los juicios.

La mediación abre un nuevo reto a la mentalidad de los profesionales, ampliando el campo de visión. Se aprende a dejar paso a los verdaderos protagonistas, las personas que comienzan el programa de mediación inmersas en el conflicto son, con la ayuda del mediador, las que convencidas de sus decisiones, acaban firmando sus propios acuerdos. La mediación es un sistema alternativo para la resolución de conflictos que parte de la voluntad de las partes para arreglar la situación, de manera que se consigue la satisfacción de todos por igual.

En estos 25 años han sido miles las familias que han compartido con los mediadores, las vivencias de la ruptura de pareja, las experiencias ocasionadas por una pérdida, o por un cambio de rumbo en la empresa familiar. La mediación, a través del diálogo, proporciona las condiciones para que se alcance de la manera más apropiada la solución a los problemas interpersonales.

Conseguir que se incluya la mediación como herramienta para prevenir y resolver los conflictos, es un deseo común de los que trabajamos en mediación. Quienes tenemos el privilegio de comprobar cómo llegan y cómo se marchan las personas que pasan por un programa de mediación, intentamos divulgar lo bueno que ofrece la experiencia mediadora. Esta labor de promoción es la que realizamos en la Asociación Estatal de Mediadores “Mediación y Cambio”, lugar de encuentro e intercambio para los profesionales interesados en la mediación.

Finalmente a modo de reflexión, como mediadora formada en el Modelo de Competencia (Bernal, 1990), considero que el prestigio del programa de mediación es el resultado de los años de experiencia acumulada del equipo de la Fundación Atyme, manifestado en el éxito de cada intervención, en la rigurosidad con que desempeña el trabajo investigador y el entusiasmo que transmite a las nuevas generaciones de mediadores. Gracias por conseguir de la mediación una respuesta de calidad a los conflictos familiares durante estos 25 años y por reunirnos un año más entorno a este espacio de reflexión sobre la mediación.

Artículo publicado en la Revista Mediación y Cambio, nº 19, año 2015, con motivo de la celebración de los 25 años trabajando en Mediación de ATYME.