MAMÁ Y PAPÁ SE SEPARAN

Publicado el 17 abril, 2013

Los cambios que estamos experimentando también afectan a las familias. En España, el 90% de las mujeres y hombres que se separan tienen hijos. En esta situación, lo primero que se plantean cuando deciden romper la pareja, es como repercutirá en ellos.

Corazón

En ESPACIO DE PSICOLOGÍA Y MEDIACIÓN acompañamos a los padres y madres en esta travesía y ayudamos a encontrar la respuesta a todas estas dudas sobre ¿cuándo comunicar a los hijos la separación?, ¿qué, quién, cómo y dónde comunicarlo?. Conocer la forma adecuada de afrontar la ruptura es el principio básico para continuar siendo padre y madre aunque dejen de ser pareja.

La pregunta que con más frecuencia nos formulan es cuándo y cómo comunicar a los niños la decisión de separarse. Los padres y madres conocen a sus hijos y saben cuándo y cómo llegar a ellos para darles una noticia que presienten o saben, aunque no oficialmente. Se trata de conocer los sentimientos de los hijos ante esta situación y aclararles cómo va a ser su vida a partir de la separación física de uno de sus progenitores.

La experiencia nos ha demostrado que la separación de la pareja afecta a los hijos en función de la forma de afrontarla. Seguir siendo padre y madre, aunque se rompa la pareja es la idea que hay que transmitir a los hijos. Hay que proporcionarles la información sobre los cambios que van a afectar a la nueva situación, su nueva casa, los nuevos horarios y rutinas, las vacaciones, las actividades extraescolares, e intentar buscar lo positivo del cambio, como la posibilidad de conocer nuevas personas y hacer amigos.

A los niños hay que dejarles claro lo que va a cambiar y lo que va a seguir igual, sobre todo recordarles que el cuidado y cariño será el mismo aunque ya no estén viviendo juntos. La edad y características de los niños es lo que va a marcar la diferencia en la forma de explicarles cómo se van a producir los cambios. Hay que adaptar la información y el lenguaje para que los niños lo comprendan. A determinada edad no necesitan tener toda la información sobre la causa de la ruptura.

Es importante estar  atentos a la reacción del niño cuando se le comunique la noticia. Transmitirle tranquilidad, seguir proporcionándole afecto y cuidado repercutirá de forma positiva en el bienestar emocional del niño y en la relación familiar. Es esencial que los adultos entiendan cómo influyen sus propias emociones en los niños.

En ESPACIO DE PSICOLOGÍA Y MEDIACIÓN proporcionamos las pautas para que las personas resuelvan sus diferencias de forma constructiva, y trabajamos con las familias para conseguir el éxito educativo de sus hijos.