La clave del tratamiento

Publicado el 31 marzo, 2020

El dinosaurio de Oscar. Los adultos pensamos que todos los dinosaurios se extinguieron. Pero no es así, para algunos niños los dinosaurios aparecen por la noche con cualquier excusa.  Oscar es un niño muy listo, con una preocupación: demostar que los «dinos» se esconden en su habitación. Como cada noche antes de acostarse, Oscar le pide a su papá que le lea el cuento de los dinosaurios que le regalaron para su cumpleaños. ¡Otra vez, el cuento de los dichosos dinosaurios!, suspira, anticipándose a lo que pasará esa noche.

El padre de Oscar representa a todos los padres de niños que se resisten a irse a dormir o se despiertan durante la noche requiriendo la intervención del adulto. Estos niños son candidatos a padecer insomnio conductual. Hay ciertos factores, tanto del propio niño como del ambiente, que favorecen que muchos de estos problemas perduren a lo largo de toda la infancia e incluso en la edad adulta. Los problemas del sueño se pueden prevenir, informando sobre las medidas conductuales y de higiene del sueño.

WhatsApp Image 2018-12-21 at 20.23.50

Una de las razones que justifican la necesidad del abordaje de los problemas del sueño en los niños, es por la repercusión que tiene sobre la salud del niño y también de la familia. Si alteran el sueño del conjunto familiar y si se prolongan en el tiempo pueden ser el origen de trastornos y estrés. El sueño afecta a aspectos del desarrollo físico, psíquico, emocional, cognitivo y social del niño. Las funciones cerebrales como la habilidad para razonar y pensar de manera abstracta, o el aprendizaje, son muy sensibles a la falta de sueño o a un sueño poco reparador.

Existen diversos abordajes terapéuticos dependiendo de la edad y de las características del trastorno. En nuestros programas de intervención, los niños/adolescentes aprenden las normas básicas de higiene de sueño: establecimiento de una rutina previa a la hora de dormir, cumplimiento de un horario regular apropiado a la edad, ambiente confortable para dormir, y evitar actividades o sustancias estimulantes antes de dormir.

La clave del tatamiento está en adaptar la estrategia terapéutica a la particularidad de cada caso.