LA ACTIVIDAD FÍSICA CONTRA EL ESTRÉS INFANTIL

Publicado el 12 septiembre, 2013

En Espacio de Psicología y Mediación Familiar insistimos en lo importante que es compartir con los niños una actividad al aire libre. Si los padres y madres realizan ejercicio de forma regular los niños también lo harán. ¡Toda la familia debe ponerse en marcha!. Los fines de semana, los cumpleaños y las vacaciones son un buen momento para hacer actividades físicas al aire libre: pasear, nadar, jugar a la pelota, bailar, … ¡Disfruta haciendo ejercicio físico y deporte con tu familia, propón varias actividades y deja que los niños elijan las que más les gustan!.

Un estudio publicado en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, confirma los beneficios de realizar deporte ya desde una edad muy temprana. A las ventajas para la salud física, ya conocidas, hay que añadir también las ventajas para la salud mental y el estado anímico.

Deporte

Este trabajo analizó la conducta de 258 niños de ocho años de ambos sexos, con diferentes niveles de actividad física a lo largo del día. Los investigadores midieron los niveles de cortisol de cada individuo, es decir, la hormona que el cuerpo libera como respuesta cuando se somete a estrés, ya sea físico o mental.

Los resultados muestran que los niños con un mayor nivel de actividad física gestionan mejor las situaciones estresantes. Además, les ayuda a prevenir síntomas de depresión y, en general, a sentirse mejor.

Los datos mostraron que en situaciones de calma, como por ejemplo en el hogar, todos los niños tenían un nivel de cortisol parecido. Sin embargo, cuando se sometían a situaciones estresantes, los que se habían mantenido más inactivos presentaban cantidades inusualmente elevadas. Sin embargo, los que practicaban alguna actividad física con regularidad, apenas presentaban un pequeño incremento en el volumen de esta hormona.

Aunque el estudio tiene algunas limitaciones, como por ejemplo, que no se controló la ingesta de azúcar o que el dispositivo no medía con precisión en actividades como la natación, está claro que los niños que hacen más deporte manejan mejor el estrés y la ansiedad. Además, se ha visto que los niños físicamente más activos, en general, tienen mejor humor y, estadísticamente, son los que menos síntomas de depresión presentan.

En relación con estos datos, resultan preocupantes los datos que revelan que alrededor de un 30% de los niños no practica la cantidad recomendada de ejercicio (1 hora diaria).

Referencia Bibliográfica:

Martikainen, S.; Pesonen A.K.; Lahti, J.; et al (2013). Higher Levels of Physical Activity Are Associated With Lower Hypothalamic-Pituitary-Adrenocortical Axis Reactivity to Psychosocial Stress in Children. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, March 7, 2013 jc.2012-3745.

Fuente: INFOCOP