¿ES POSIBLE RECUPERAR LA CONFIANZA TRAS UNA INFIDELIDAD?

Publicado el 7 octubre, 2014

Una tarde más en el grupo de terapia, un nuevo testimonio reavivó el recuerdo de muchos de los participantes que han vivido una infidelidad. Son varias las parejas que han llegado a la consulta buscando ayuda para recuperar la confianza tras la infidelidad. Una de las primeras preguntas en la terapia de pareja es si es posible recuperar una relación gratificante.

No todas la parejas en las que se da la infidelidad se separan, algunas se reconcilian y continúan su relación superando el problema. El proceso de recuperación es costoso y la mayoría de las veces es necesaria la intervención terapéutica para vencerlo. La infidelidad tratada en la terapia de pareja es uno de los temas más delicados.

Es importante evaluar lo que significa infidelidad para cada miembro de la pareja. Puede ocurrir que la persona infiel intente restar importancia al hecho, lo que puede impedir el verdadero reconocimiento de lo que supone para la persona que ha sufrido la infidelidad.

infidelidad

La definición de infidelidad se ha ampliado a las relaciones emocionales y románticas. En esta categoría se incluyen las relaciones que se establecen a través de las redes sociales. Por ejemplo, una persona puede establecer fuertes relaciones emocionales e incluso sexuales a nivel virtual sin considerar que supone una infidelidad.

La infidelidad que se puede dar a través de las redes sociales, como chatear con contenido sexual, las citas online, planes para quedar con el contacto, flirtear, traicionar las confidencias de la pareja y tener secretos, tienen los mismos efectos en la pareja que la infidelidad fuera del mundo virtual.

El concepto de infidelidad se podría considerar como un incumplimiento del compromiso en el que se basa la pareja, como tomar decisiones importantes sin tener en cuenta al otro, o el abandono emocional al no percibir el apoyo que se espera en la enfermedad o en acontecimientos traumáticos.

En la infidelidad al infringir lo pactado, se rompe la confianza necesaria para el mantenimiento de la relación de pareja. Se plantea así uno de los objetivos terapéuticos más difíciles, la restauración de esa confianza.

Son cuatro las fases que llevan a la reconstrucción de la pareja:

Evaluación de la relación de pareja y de la infidelidad.

La revisión de las reacciones emocionales.

El recuerdo sin dolor del suceso: el proceso de perdón. Si se toma la decisión de separarse, cada miembro puede continuar la terapia por separado, y si deciden continuar la relación de pareja y reconstruirla, se pasa a la fase siguiente.

La reconciliación y reconstrucción de la pareja. Se escribe la historia y el pacto de un nuevo cumplimiento del contrato que lleven al reestablecimiento del vínculo en la pareja.

Desde un punto de vista terapéutico la petición y recuperación de perdón se consigue en varias etapas. Entre todos se acordó tratar en profundidad el tema del perdón para la siguiente sesión de terapia de grupo.