LAS ETAPAS DEL DIVORCIO

Publicado el 21 diciembre, 2014

La reunión con el grupo de terapia comenzó con una breve introducción teórica de las etapas por las que pasa una persona cuando se divorcia. Durante mi exposición sobre el tema, el debate entre los participantes se disparó y mi actuación continúo dinamizando el grupo y recogiendo las conclusiones finales. Esta vez, Jesús, uno de los principiantes del grupo, abrió el turno de intervenciones tras reconocer las etapas por las que estaba atravesando en su divorcio. Jesús se separó al volver de las vacaciones de verano, desde entonces la dificultad para dormir le impide rendir y concentrarse en el trabajo. Ha perdido la motivación por emprender nuevos retos y ha decidido alejarse de todo lo que le recuerda a su pareja, incluso las actividades que le divertían. Lo que le impulsó a formar parte del grupo de terapia, como a la mayoría de participantes, fue buscar el remedio contra la sensación de soledad. Después de tres meses sufriendo las consecuencias del insomnio decidió consultar con el médico, y comenzó las sesiones en el grupo de terapia.

Tras una ruptura las personas manifiestan diferentes formas y ritmos de afrontamiento, esto hace que la duración de los efectos de la ruptura varíe en cada caso. Para algunos, el período de crisis dura cerca de tres meses, para otros un año y para otros tres años. En un término de tres años, la mayor parte de las personas separadas supera el período de crisis aguda y se adapta al nuevo estilo de vida. Sin embargo, hay personas que permanecen durante años en la fase aguda de la crisis, en una situación capaz de desencadenar fuertes emociones y síntomas psicosomáticos pese al tiempo transcurrido.

Las etapas por las que una pareja pasa desde el momento que plantea la separación hasta completar su ruptura se pueden dividir en seis: emocional, legal, económico, coparental, social y psíquico. Las diferentes fases no son temporalmente paralelas, aunque en algunos momentos se sobreponen. De tal manera que, la ruptura emocional suele iniciarse mucho antes de llegar la separación física, y puede prolongarse una vez finalizado el proceso legal. El divorcio legal va asociado al económico, mientras que el social y el psicológico suelen ser los últimos en resolverse.

puzle

Leer mas